¿Por qué Panamá?

Panamá, que significa “abundancia de peces”, es “El Cruce de las Américas”. Este paraíso tropical tiene una ubicación céntrica entre Costa Rica y Colombia. Panamá es el único lugar en el mundo donde el sol se eleva sobre el Pacífico, la única selva tropical dentro de los límites de la ciudad, y el único lugar donde las ballenas vienen de ambos hemisferios para aparearse.

En su punto más estrecho no es más que un paseo de 55 millas del Pacífico donde se puede disfrutar de la vida de la ciudad, playas de arena blanca o negro volcánica dentro de un corto trayecto, y además llenar de historia, cultura y vida nocturna al Caribe donde se puede visitar el paraíso comercial de la Zona Libre, la historia de Portobelo, Isla Grande y sus muchos otros sitios caribeños impresionantes como Bocas del Toro, cerca de Costa Rica, descubierto por Cristóbal Colón en 1502. Aquí podrá disfrutar de las aguas surrealistas, buceo o snorkel en el colorido arrecife de coral o casualmente flotar en una silla de agua bebiendo una bebida tropical en la playa del Drago contando las estrellas de mar bajo los pies.

Las hermosas flores de Boquete en el interior deleitan los sentidos con su toque de eucalipto en el aire fresco de la montaña. ¡Qué vista tan impresionante y que explosión de aromas! Aventúrese más arriba en la ladera de la montaña del Volcán Baru. Experimenta tonos de verde que ni Crayola ha descubierto, después de un viaje vigorizante a la cumbre disfrute del amanecer, además se pueden ver los dos océanos simultáneamente antes de que las nubes se muevan en su danza graciosa a través de las cumbres.




Experimente la historia, historia y más historia: AMBOS canales de Panamá y sus esclusas increíbles al servicio de los buques de todo el mundo; Panamá Vieja, fundada en 1519 por Pedro Arias de Ávila y destruida en 1671 por Henry Morgan; Casco Viejo, la ciudad se trasladó y construyó después del ataque de 1671 para proteger a sus colonos con su arquitectura magnífica y las iglesias adornadas incluyendo la iglesia del alter dorado y la yuxtaposición de los muchos nuevos negocios que se mueven constantemente adentro para mantener esta gema una vez casi abandonada del Pacífico; Ancon Hill: una caminata de 654 pies a pie hasta la cima para disfrutar de una magnífica vista de la ciudad o pasear por las tiendas de la Avenida Central con sus vendedores callejeros y la música bachata que fluye hacia el paseo marítimo.

Las numerosas tribus indígenas de Panamá representan el 5% de la población total, incluyendo el Ngobe Bugle de Chiriquí, los Emberas que vigilan el Bosque Nacional en Gamboa y venden sus mercancías en la ciudad incluyendo las famosas Molas. Los indios Kuna Gala en el lado caribeño que han mantenido las condiciones prístinas de sus 365 islas conocidas como San Blas, la última escapada tropical.

En un domingo por la tarde durante su paseo por la Avenida Central donde no se puede llevar a casa $10 en frutas y verduras frescas de temporada provenientes de las montañas de Chiriquí y la miel fresca y salsa picante casera. Desde allí, pasear por la parte trasera del Casco Viejo, disfrutar de la historia y luego de la Cinta Costera hasta el famoso Mercado de Mariscos, experimentar los sentidos: escuchar música de Bachata mientras disfruta de una Cerveza Nacional y de su infinita variedad de Ceviche o Corvina entera antes de comprar en el mercado, por precios increíbles, los mariscos más frescos.

Al Sur Este se encuentra la provincia de Darien, el hogar original de los Emberas, donde el camino hacia Colombia se detiene abruptamente en el borde de la selva tropical llena de vida silvestre y vida vegetal. Tome una excursión de un día o pase el fin de semana en Isla Coiba, la isla más grande de América Central frente a Santa Catalina. Lo que en algún momento fue una prisión, Coiba, debido a su carencia de tráfico por muchos años ha mantenido una numerosa población de pájaros y de vida vegetal que han ido muriendo en otras partes.




Las vacaciones son parte importante de la vida en Panamá. Carnaval, justo antes de que la temporada tome la vida de las calles durante días, la Ciudad de Panamá y todas las Provincias tienen sus propias celebraciones especiales, desde el orgullo de la Independencia y los días de separación en noviembre hasta la reverencia del día de los Mártires y las muchas fiestas religiosas que son respetadas y observadas por todos. El inglés es ampliamente hablado; sin embargo, pacientemente, los lugareños le drán la bienvenida y con mucho gusto le ayudarán a probar su español. Si prefiere no abordar el tráfico de la ciudad, hay muchas opciones de bajo costo desde el metrobus moderno de 25 centavos al taxi local de $2 o al competitivo Uber.

Incluso puede probar un paseo en algunos de los restos de los autobuses escolares estadounidenses con cariño llamado Diablos Rojos. Panamá cuenta con la economía más estable en América Latina que se mantiene en casi el 6%. Dado que Panamá utiliza el dólar estadounidense, no hay tipos de cambio para los EE.UU. y no hay riesgo de inflación descontrolada o devaluación de la moneda. Particularmente en el interior y las zonas fuera de la ciudad, usted puede vivir cómodamente en $2000 al mes o encontrar su último sueño con vistas que nunca imaginó. El crecimiento constante del PIB permanece en torno al 5% durante los últimos dos años.



Aprovechando los descuentos de Jubilado, pueden disfrutar del 25% en boletos aéreos nacionales e internacionales partiendo de Panamá, y el mismo descuento aplica para restaurantes; 15% de descuento en medicamentos y atención médica; 50% de descuento en hoteles a mitad de semana, entretenimiento como películas, conciertos y entradas para otros eventos especiales, así como los costos de cierre del préstamo hipotecario e incluso el 30% de las tarifas de autobús ya bajas y tarifas de barco y tren. Desde la ciudad se puede tomar un corto trayecto en ferry (20 kilómetros) a Isla Taboga, primero asentada por los españoles en 1515, y es la segunda iglesia más antigua en el hemisferio occidental. Un poco más allá de Taboga se encuentra la isla de Contadora en el archipiélago de las Islas de las Perlas; aquí es donde las muchas ballenas vienen a acoplarse

Por lo tanto, si eso no es suficiente para debatir el “por qué no”, PANAMA ha sido votado como uno de los lugares más felices de la tierra *. Venga a experimentarlo por sí mismo. * (Http://www.livescience.com/51325-happiest-countries-2012014.html (http: //wcountries-2014.html)


Español - Maristella
English - Susann